“Los diagnósticos realizados son un alerta para planificar la sanidad 2020”

Desde el Laboratorio CDV, Fernando Luna revaloriza la importancia de analizar los datos generados en base a los análisis realizados en cada establecimiento, como base de una mejor prevención de las enfermedades.

Uno de los principales desafíos del servicio veterinario privado a campo tiene que ver con la programación de acciones que permitan evitar la aparición de enfermedades en los bovinos. Sin dudas que las vacunas son estratégicas en este sentido, más allá de lo cual es clave reconocer al diagnóstico como base de la calendarización sanitaria.

“Muchas veces llegamos tarde con los tratamientos, cuando podríamos haber previsto lo que nos iba a ocurrir”, le explicó a MOTIVAR el Dr. Fernando Luna, responsable del Laboratorio de Diagnóstico de CDV.

Conocé los servicios que brinda el Laboratorio de Diagnóstico de CDV

Y agregó: “Entendiendo esto, ofrecemos a los clientes veterinarios un resumen de los resultados obtenidos en 2019 en cada campo donde brindan servicios. Esto permitirá realizar un mapeo epidemiológico de los establecimientos y así establecer un plan de trabajo de cara a 2020”.

Vale decir que CDV es el único laboratorio elaborador de vacunas y antígenos veterinarios que cuenta con un Laboratorio de Diagnóstico propio. Esto le permite conocer la problemática de las principales enfermedades que afectan a los rodeos a nivel productivo y así elaborar productos que se ajusten a la casuística de la región.

Pero volvamos al concepto estratégico de Luna: “Supongamos que nos envían raspados de toros en los cuales diagnosticamos alguna enfermedad venérea. Con este dato podemos tomar acciones correctivas con mayor anticipación y evitar pagar sobreprecios a la hora de comprar nuevos toros”, ejemplificó el médico veterinario.

Y agregó: “Con Brucelosis ocurre lo mismo. Si es de interés del productor y su veterinario quitar esta enfermedad del campo, la clave está en programar hoy los sangrados de 2020: las vaquillonas en febrero; la vaca con tacto en abril y en base a los resultados repetir o no un sangrado. Ahí está la diferencia; este es el aporte que podemos hacer desde el Laboratorio de Diagnóstico de CDV a nuestros clientes veterinarios”.

Hacé Click y descargá el Instructivo de Toma de Muestras del Laboratorio de Diagnóstico de CDV

Dejando en claro que el mismo abordaje podría realizarse en el control y prevención de la paratuberculosis, la leucosis y -en algunos lugares- con fasciola hepática, Fernando Luna es claro: “Los resultados de diagnóstico sirven de alerta sanitario para así generar un plan de acción 2020 en estos meses de verano. Esto le permite al veterinario ir con tiempo a plantearle los temas al productor para que no le ocurra lo que ya le pasó en su rodeo. Además, si acordamos previamente el plan a cumplir y los insumos a adquirir, desde CDV también contemplamos herramientas de bonificaciones y descuentos que son por demás interesantes”.

Prevenir y producir más

El Laboratorio de Diagnóstico de CDV está en el Parque Industrial de Pilar, Buenos Aires, y ofrece una amplia gama de análisis para todas las especies de interés veterinario, parasitología, diagnóstico molecular (PCR), calidad de leche y análisis bacteriológico de agua y alimentos.

Sobre una superficie de 240 metros cuadrados, cuenta con tres áreas diferenciadas y con equipamiento de última generación: bacteriología, virología y serología. Está habilitado como Laboratorio de Red Oficial Senasa (con la identificación LR0223) para las pruebas de Brucelosis y Leucosis Enzoótica, para el procesamiento de las muestras y diagnóstico de las distintas enfermedades.

Conocé más sobre el Laboratorio de Diagnóstico de CDV acá

Vale decir que CDV cuenta con una Web exclusiva para resultados On Line de Diagnóstico (se puede acceder desde www.cdv.com.ar) y ofrece información técnica sobre toma de muestras y modo de uso de materiales de diagnósticos, interpretación de resultados y certificados oficiales.

“Nuestro foco está en las enfermedades de la reproducción, que merman la productividad, como lo son Tricomoniasis, Campylobacter, Brucelosis, IBR, DVB y leptospira. Es clave brindar un servicio personalizado a cada veterinario para que logre dar respuesta a problemas cuyas implicancias impactan de lleno en la rentabilidad del productor”, concluyó Fernando Luna.